miércoles, 22 de octubre de 2014

HAYEDO DE LA BIESCONA - MAJADA BUSTACO - ALTO DEL FITO

HAYEDO LA BIESCONA - MAJADA BUSTACO - MIRADOR DEL FITO


DISTANCIA TOTAL:  12 KILÓMETROS
DESNIVEL ACUMULADO :  500 METROS

NOTA:  El recorrido que os planteo hoy se puede completar muy bien con la ascensión al Pienzu o a alguna de las cumbres del Sueve.  No obstante ya solo el paseo por la Viesca la Toya o Viescona merece la pena.
Quizá no sea el hayedo más bonito de Asturias (aunque si que es de los que más me han gustado) pero sus particularidades, el que sea el hayedo a menor altitud y más cercano al mar, junto con una vegetación peculiar debido al microclima en el que se encuentra, hacen muy recomendable disfrutarlo con calma y no perderse ningún detalle.

MAPA DEL RECORRIDO



El punto de inicio será en el antiguo bar casa Julia   que se encuentra en la carretera Colunga-Arriondas a unos 3-4 kilómetros más arriba del pueblo de Loroñe.
En este punto (junto a la casa que veis en la foto) tomamos un ancho camino a mano derecha que sigue en el valle que recorría la carretera y que lleva dirección sur


Encontraremos un deposito de agua reformado  y una valla de madera que impide la salida del ganado de una cuadra junto a la que pasaremos.  Pasada la cuadra el ancho camino sube hasta unas praderías donde se bifurca, nosotros tomamos el  camino de la derecha en dirección al valle que vemos en esta foto donde se encuentra el hayedo de la Viescona


Se sigue por el camino principal,  hasta llegar a una caseta blanca y azul de canalización de agua   (la vemos a la izquierda en la foto) , en este punto tomaremos un sendero que sale a nuestra derecha en ligero descenso.


Al poco   nos encontramos con los restos de los antiguos edificios de las minas de Toya hoy devorados por la vegetación.  También podemos apreciar una antigua bocamina.



Ahora el camino asciende en fácil caminata por un sendero que va paralelo al antiguo cauce de la Riega la  Toya ,   totalmente seca pues sus aguas se han canalizado y desviado más arriba



Van apareciendo las hayas y el camino desciende hacia el lecho seco de liega, que discurre encajonada entre rocas.


Este tramo es muy bonito. Los helechos brotan por todas partes favorecidos por un microclima húmedo y sombrío.  Es tan peculiar este microclima que algunas de las especies de helechos que encontramos en la Viescona son de origen tropical, algunas de los cuales se consideran verdaderos fósiles vivientes.


El sendero, muy bien marcado, asciende por la derecha de la vallina que en este punto se divide en dos.  Como vemos el hayedo es precioso.


Es el microclima de esta vertiente del Sueve el que permite que las hayas crezcan a una altura tan baja (unos 200 metros de altitud, cuando lo habitual es que se encuentren por encima de los 600 metros de altitud), convirtiendo a esta Viesca de la Toya, más conocida como la Viescona, en el hayedo a más baja altura y más próximo al mar de la Península Ibérica.


Como no puede ser de otra manera con estas condiciones climáticas, los líquenes encuentran el "paraíso" en este hayedo.  Llama especialmente la atención el que de los líquenes foliáceos que podemos encontrar, el que más abunda es la LOBARIA VIRENS, especie incluida entre las "extremadamente amenazadas de Europa" y considerada extinta en la mayor parte de nuestro continente.


El camino, aunque siempre en ascenso, se hace bastante llevadero en especial cuando todo lo que nos rodea es tan extraordinario.



Llegaremos al punto final del bosque, donde como colofón encontramos esta impresionante "fayona".  Su perímetro y ramaje es impresionante.


Las hayas dejan paso a los acebos y praderías.


El sendero se dirige al amplísimo collado de Bustaco que vemos claramente en la foto.


Hasta esta collada y cabañas de  Bustacu (650 m.) será el punto donde llegaremos hoy, ya que nuestra intención es hacer un recorrido corto.  Pero desde aquí se puede completar la subida a la Viescona con la ascensión al Pienzu, punto más alto de esta sierra del Sueve y que vemos en la foto,  siguiendo las marcar del PR AS-71.



Si vuestro objetivo es solo llegar hasta Bustaco tenéis dos opciones: 
1. Volver sobre vuestros pasos descendiendo y disfrutando nuevamente de la Viescona.
2. Tomar el PR AS-71 en dirección al Alto del Fito y desde allí descender por carretera hasta donde tenemos el vehículo en Casa Julia.

Nosotros hoy tomamos esta segunda opción.  Por ello giramos totalmente nuestros pasos para tomar el marcado camino que en dirección NE nos llevarán hasta el Alto del Fito


El camino    faldea por la cara sur primero el Canto la Teya (728m.) y posteriormente la pequeña elevación del Palomberu (671 m.).  Entre las dos encontramos este bonito collado.


Vistas hacia el oriente.


Soslayamos otra pequeña cumbre: la Peña Cueres 628 metros, la cual iremos rodeándola hasta situarnos en su vertiente norte donde tenemos estas preciosas vistas sobre la costa.


Dejando atrás las cumbres principales del Sueve.


Últimos metros antes de descender hasta la carretera AS-260 en el Alto del Fito. 
Para ahorrarnos un tramo del descenso por esta hasta Casa Julia.  Nos vamos a dirigir a las antenas que vemos enfrente .


Desde el mismo Alto del Fito, una pista nos lleva a un área recreativa situada unos metros antes de las antenas.
En los pocos minutos que nos llevó llegar hasta aquí la niebla, saliendo de la nada, nos cubre totalmente.


Desde las antenas seguimos las marcas del PR AS-247 " Berbes-Alto del Fito".
Este desciende en dirección noreste por el cordal de la sierra hasta alcanzar un marcado camino que desciende por la vertiente norte de esta.
Descendemos por el hasta llegar a una marcada intersección, donde hemos de tomar el camino que sale a la izquierda (abandonando el PR).  Este amplio camino maderero nos llevara a los pocos metros a enlazar con la AS-260 en una curva pronunciada (punto que os marco en la foto)


Ahora nos queda la peor parte, el descender algo más de 2 kilómetros por la carretera.  Lo más interesante es que durante el descenso, junto a una pista que sale a nuestra izquierda, encontramos este cartel que nos indica una escuela de escalada de la que desconocía su existencia.


El acceso a la escuela no se hace por la pista, sino por un estrecho sendero que, a la altura del cartel indicador, baja entre el bosque de avellanos; en apenas cinco minutos nos plantamos en las primeras vías


La roca es caliza y están equipadas un total de 13 vías que van desde la vía los Sedos de Lin de grado IV hasta una vía sin nombre de grado 7b